Capítulo 27 – La cartera olvidada

Publicado en Contenidos > Lectura e información > Mi vida detras de la mira > Capítulo 27 – La cartera olvidada

Amigos míos, les voy a compartir una anécdota que viví con mis mejores amigos americanos cuando fui a una competencia a los Ángeles California.

foto del boletin 27

Resulta que en aquella ocasión me fui como siempre con mi esposa y mis hijos, nos hospedamos muy cerca de la frontera y nos fuimos a cenar con unos amigos que residen allá, por lo que a mí se me ocurrió guardar mi cartera debajo del colchón con todo el dinero que llevaba para la semana que íbamos a estar de viaje para protegerlo si alguien entraba al cuarto en nuestra ausencia y no llevarlo todo en efectivo al restaurante, total que cenamos muy rico junto con una muy buena charla ya nos fuimos a dormir ya bastante tarde, por la mañana tuvimos que madrugar para poder llegar con tiempo a la competencia, así que dormí escasas horas y nos marchamos a las 5 de la mañana muy contentos rumbo a los Ángeles, en el camino ya me estaban esperando varios de mis amigos en un punto estratégico a 4 horas de la frontera y de ahí nos íbamos a ir acompañando en caravana todos, llegando con ellos nos fuimos a desayunar a un buffet muy bueno y pues me quise ver esplendido e invitar el desayuno a todos ellos cuando voy buscando la famosa cartera me voy acordando que estaba debajo del colchón, bueno en ese momento se me bajo la presión me altere muchísimo porque ahí tenía todo el dinero del viaje y seguramente ya habían limpiado la habitación, dos de mis amigos (Rafael Corral y Jack Hill) me tranquilizaron y me dijeron Rizo no te preocupes te llevamos de regreso al hotel y que los demás se adelanten junto con tu familia a los Ángeles, yo no daba crédito de tal descuido, nos fuimos inmediatamente de regreso al hotel hicimos poco más de 4 horas y llegando a la recepción nos informaron que ya habían limpiado la habitación pero que si de cualquier forma queríamos ir a revisar nos daba permiso, yo me fui corriendo a la habitación y cuando entré afortunadamente la cartera estaba intacta y nadie se había dado cuenta de que estaba debajo del colchón, bueno yo era el más feliz del mundo claro, y ahora lo que teníamos era mucha prisa para llegar a inscribirnos y practicar.

Pero por las prisas y el susto de la cartera olvide llevarme mis papeles de migración, así que cuando íbamos a cruzar la frontera que me voy acordando de mi pasaporte y visa, les dije, muchachos se me olvidaron mis papeles los trae mi esposa en la maleta y ella estaba ya en los Ángeles en lo que llegaba de regreso ya no íbamos a alcanzar las inscripciones, pero me volvieron a tranquilizar y me dijeron mira al cruzar la frontera nos vamos a cotorrear al oficial de migración tu únicamente te ríes y haces como que nos entiendes por qué he de confesarles amigos que el Inglés para nada es mi fuerte, así que al llegar a la frontera quien sabe que tanto decían mis amigos y yo les seguí la corriente como que entendía y pensaron que todos éramos americanos por lo que no nos pidieron papeles ni nada, no salven el susto y la risa que después me dio de nervios por haberme hecho pasar por norteamericano.

Total después de tantas cosas finalmente llegamos al campo de tiro, únicamente nos pudimos inscribir porque ya no había suficiente luz para practicar y apuntar las armas pero eso ya lo haríamos al día siguiente.

Llegamos desde las 6 de la mañana al campo de tiro, era un día con mucha neblina y comenzaban a caer algunas gotas en mi rostro de la lluvia que se aproximaba, casi no se podía ver a donde pasaban los tiros y el aire estaba muy cambiante, finalmente y después de mucho esfuerzo logre apuntar las armas de mis hijos y de mis amigos y a comenzar la competencia.

Fue de rifle 22 estándar, el balcón con el que abrí la competencia fue el guajolote a 77 mts, la lluvia y el viento estaban bastante fuertes y únicamente logre derribar 4 siluetas la verdad nunca me había ido tan mal en un balcón, pero cuando platique con mis amigos todas las puntuaciones estaban muy bajas debido a la situación climática, ese no era un consuelo pero me ayudo anímicamente ya que no era solo yo el que inicio bajo, después me fui al borrego a 100 mts y me fue mejor derribe 8, luego fui al gallito de 40 y también derribe 8, al momento de ir al jabalí se soltó la granizada yo hice un gran esfuerzo por detener el rifle y concentrarme bien para poder ganar más puntos logre hacer 8 muy sufridamente y para ser el balcón más fácil de todos era muy bajo el resultado, pero mi sorpresa fue que logre ganar le primer lugar acumulativo de ese día a pesar de que perdí muchos puntos en el guajolote, pero a todos nos afectó mucho el clima además de que a la mayoría le hizo daño mojarse y la picada de mosquitos.

Al finalizar la competencia me fue bien, quede en segundo lugar general de la categoría master, me divertí la verdad mucho en esta competencia porque era todo un reto ahora sí que atinarle a las siluetas porque ninguno de los 4 días de la competencia dejo de llover, toda mi familia y yo regresamos mal de la garganta pero muy contentos con los resultados obtenidos y sobre todo de la sana convivencia con todos los competidores y amigos norteamericanos a quienes recuerdo con mucho cariño.

Les comparto una fotografía de este evento y los invito a nunca rendirse ante ninguna circunstancia climática ya que nos hace esforzarnos más y dar lo mejor de sí mismos, siempre hay que competir como si fuera la competencia más importante de nuestra vida y créanme que obtendrán muy buenos resultados de esa actitud triunfadora.